domingo, 13 de septiembre de 2009

Exegi monumentum

Hoy les regalo (y a mí también ;D ) esta HERMOSÍSIMA Oda de Horacio. Quizá no sea la más rica líricamente hablando, ni tampoco la más larga (factores que en realidad no hacen a la belleza o no belleza del poema), pero sí es la que más profundo me llega a tal punto que se me erizan los pelos de los brazos cada vez que la recito o apenas oigo hablar de ella. ¿Por qué? Por que el hecho de que yo, una joven argentina, esté leyendo esta Oda en el año 2009, implica que cada una de las palabras que Horacio pronuncia son absolutamente ciertas. Esta Oda, que fue escrita alrededor del año 23 a.C. (no me pronuncio con certeza acerca de esta fecha, quedan invitados a corregirla), apela a la inmortalidad del poeta por el reconocimiento de su obra. Efectivamente, 2032 años después, seguimos leyendo su obra y reconocemos a Horacio como una gran poeta de la antigüedad. Bueno, no digo más así lo aprecian por ustedes mismos:

HORACIO - ODA III, 30

EXEGI monumentum aere perennius

regalique situ pyramidum altius,

quod non imber edax, non Aquilo impotens

possit diruere aut innumerabilis

annorum series et fuga temporum: 5

non omnis moriar multaque pars mei

uitabit Libitinam; usque ego postera

crescam laude recens, dum Capitolium

scandet cum tacita uirgine pontifex;

dicar, qua uiolens obstrepit Aufidus 10

et qua pauper aquae Daunus agrestium

regnauit populorum, ex humili potens,

princeps Aeolium carmen ad Italos

deduxisse modos. sume superbiam

quaestam meritis et mihi Delphica 15

lauro cinge uolens, Melpomene, comam.

Esta vez voy a romper con la costumbre y les voy a poner la traducción acá (la hice yo en Mayo del año pasado):

Llevé a término un monumento más perenne que el bronce

y más alto que el regio sitio de las pirámides

para que ni la voraz lluvia, ni el Aquilo desenfrenado

pueda derruir, ni aún la innumerable

serie de años, ni la fuga de los tiempos.

No moriré todo, y una [gran] parte mía

evitará a Libitina, yo, siempre joven

creceré por una alabanza futura, mientras al Capitolio

subirá con la silenciosa virgen el pontífice.

Se dirá que, por donde mete ruido el violento Áufido

y por donde Dauno, pobre de agua, reinó

sobre pueblso agrestes, desde humilde, poderoso [seré],

el primero en deducir el canto de los Eolios

a los metros itálicos. Asume el orgullo

obtenido por los méritos y a mí, con délficos

laureles ciñe benévola la cabellera, oh Melpómene.

Creo que habla por sí misma, no?, pero les dejo tres citas que me llaman especialmente la atención ( en el orden del poema):

· vv. 1-2 "aere perennius / regalique situ pyramidum altius" ---> "más perenne (per - annos) que el bronce y que el regio sitio de las pirámides" ---> Horacio es consciente, 2032 años atrás, que todo eso era sólo pasajero, efectivamente, las pirámides hoy son ruinas, ricas, desde luego, para el conocimiento de la historia, pero ruinas. La poesía de Horacio es tan poesía como era cuando él la compuso ;D

· v. 6 "non omnis moriar" ---> "no moriré todo" ---> efectivamente, no murió del todo, aquí tenemos una parte de él =D.

· v. 8 "crescam laude recens" ---> "creceré por una alabanza futura"

Como no podría faltar, les dejo mi recitación de la Oda, hecha muy rápidamente y leyendo el poema de internet (sin métrica marcada, para los que entienden) así que no de la mejor calidad, pero "algo es algo":


En fin, espero que puedan disfrutarlo tanto como yo lo disfruto.

Un abrazo con el cariño de siempre,

Dido

P.S.: Para vos CARIssima, que sé que sientes este poema tanto como yo ;P.

9 comentarios:

Carina dijo...

¡Oh, gracias, Dido! Qué emoción... Se ha dicho que Horacio no era muy modesto que digamos... Y yo creo que está perfecto que no lo fuera (¿sea?): era también muy consciente de que lo que escribía era bueno. Fijáte que ésta, la última Oda del tercer libro (que supuestamente era el último, aunque después compuso un libro más) termina hablando de los laureles délficos que lo coronarán, mientras en la primera oda del Libro I hablaba tímidamente de hiedra báquica... Sabe que semejante obra ya merece los mayores de los honores: el premio máximo del laurel, y la memoria eterna. ¿Quién tiene cara para asegurar algo semejante de sí mismo?

Dido dijo...

¡Cierto es lo que dices Carina! No había hecho la relación... Pues ¿qué más da su carencia de modestia? Después de todo, no estaba tan errado, no?, jejejeje. Gratias multas carissima amica quia tu es tam (aut plus) ñoña quam ego sum. Ego te diligo valde multum!

Ignacio Aldebar dijo...

Ya había visto el video en youtube, pero no sabía que era ESTA oda. La leimos en el cursillo de ingreso, te acordás? En el teórico de Guadalupe. Es genial, muy genial. Ya las veo en unos años a ustedes en los libros de historia, en placas con sus nombres en las aulas del Francia

Dido dijo...

¿A nosotras?... No querido... Al menos yo no aspiro a la inmortalidad por mi obra... prefiero ser de perfil bajo pero marcar realmente algunos corazones. ^^

¡Un abracito!

Anónimo dijo...

En la frase non omnis morior. omnis es un genitivo partitivo? gracias! muy buen la página!

Dido dijo...

Hola Anónimo, gracias por tu visita. Casi seguro que genitivo partitivo no es, podrías justificar quizá que sea genitivo, pero no partitivo. De todas formas, yo lo entiendo más bien como un nominativo en función de Predicativo no Obligatorio y es por eso que traduzco: "No moriré todo". ¡Espero que te sea útil!¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola... :) Justo en la facu estamos viendo esta Oda, y yo buscando encontré la tuya :) qué lindas tus palabras, te mando unas muchas gracias y bueno... no soy tan buena en latín pero espero algún día serlo!! Porque también estoy en ese camino de la carrera de Letras... :) un saludo grande! Y mucha suerte! :)

Eleanor dijo...

Rindo el final de Latín I en una semana y tu traducción me viene genial para comparar con la mía. Gracias!

Eleanor dijo...

Pd: 'omnis' es predicativo subjetivo (aunque del 2010 hasta hoy creo que mi respuesta es irrelevante)

 
48
Created by OnePlusYou - Online Dating